Toma vitaminas en otoño (Parte 2)

¿Cuántas veces habrás oído eso de “Con el cambio de estación hay que empezar a tomar vitaminas”?

04.11.2017

Realmente, si nuestra alimentación fuese totalmente equilibrada, posiblemente no deberíamos tomar en forma de capsula o polvo ningún tipo de vitamina. Pero el stress, el trabajo, las pocas horas de sueño, el “fast food”, las preocupaciones y el entrenamiento diario hacen que nuestro organismo tenga un desgaste mucho mayor.

Es por ello que muchas veces, sin darnos cuenta, andamos tan justos de ciertas vitaminas que nuestro sistema inmunológico se vuelve débil ante los cambios de tiempo. Es decir, nos resfriamos.

Desde hace muchos años ya existen en el mercado suplementos de vitaminas, parece que las empresas encontraron un buen filón con este tipo de suplementación, que realmente se convierte en algo necesario sobretodo en ciertas épocas del año.

Por ejemplo, con la entrada del otoño, donde los cambios de temperatura, el frío y las lluvias son frecuentes, es muy habitual resfriarse. En esa época del año deberíamos de llegar bien cargados de vitaminas para tener un sistema inmune fuerte. Por lo tanto debemos, el final del verano es el momento clave para valorar nuestra alimentación y empezar a hacer uso de un multivitamínico o incluso de un suplemento de Vitamina C.

¿Qué vitaminas son las más recomendables para el otoño?

Todas las vitaminas son importantes, pero prestemos en este caso más atención a estas:

1- Recárgate de vitamina C
Asegúrate de empezar el día con una buena dosis de vitamina C, un buen zumo de naranja o un kiwi, el kiwi tiene muchísima más vitamina C que  la naranja. Si tu tolerancia a las frutas acidas no es buena, entonces tienes suplementos de vitamina C, tomate 1 gramo diario.

2- Vitamina D
Tomar vitamina D en esta época del año tiene un papel importante ya que  esta vitamina es el catalizador del calcio, es decir, es necesaria para que el calcio se fije en los huesos. En otoño y invierno tomamos mucho menos el sol, hecho que es necesario en la activación de la vitamina D.

3- Multivitaminico
Tomar un multivitamínico durante las primeras semanas de vuelta a la rutina no te hará ningún daño, al contrario, te ayudará a no tener carencias de vitaminas y posiblemente puede contribuir a un estado de ánimo más vital. Los multivitamínicos llevan las dosis diarias recomendadas de vitaminas necesarias, tanto las liposolubles (que se disuelven en grasa) como las hidrosolubles (que se disuelven en agua). Simplemente no abuses de ellas y mantén la dosis recomendada diaria.

4- Toma productos naturales para reforzar tu sistema inmune, como por ejemplo el jengibre.
El jengibre es una raíz con un sabor un tanto peculiar, pero sin embargo está llena de propiedades antioxidantes, proporciona  protección al sistema digestivo es  rico en vitamina B, C, calcio, fosforo y minerales. Prueba de tomar un trocito de raíz dentro del té, del zumo o incluso con el café. A pesar de su sabor fuerte, te sorprenderán sus resultados.

¿Es malo tomar vitaminas?

El exceso de vitaminas no es bueno para nuestra salud. Un exceso de vitaminas puede ser igual de nocivo que un déficit. Demasiada cantidad puede suponer toda una intoxicación orgánica. Por ello siempre es importante que ante la duda preguntes a un profesional.

Una dieta equilibrada te proporcionará todos los nutrientes necesarios. Pero, un aporte extra en esos momentos de stress o cambios de estación, puede que no te vengan mal. No es nada malo sino abusamos.

Aprender a comer bien y aprender qué suplementos necesito,  es aprender a cuidarte no solo por fuera, sino también por dentro.

Escrito por:

Eva Cortiella

Eva Cortiella

Competidora CrossFit

Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?