Preparándote para la competición: el proceso completo de la A a la Z. Parte 2

Antes de pasar del entrenamiento asiduo a prepararte para la competición, existe otro pequeño paso a dar...y aún así este paso debe ser considerado, contemplado y calculado, madurado y considerado de nuevo.
16.08.2017



¿Los años de entrenamiento y los factores de los que hablamos en el artículo anterior, te han llevado a tomar la decisión de participar en una competición? Muy bien. Vamos a tratar sobre todo lo que necesitas saber ahora mismo.

Pequeñas cosas a clarificar
Ahora que has decidido participar en una competición, debes saber dos cosas:

  1. Una competición exitosa significa una planificación por avanzado precisa, paso a paso, de todo el proceso (nutrición, entrenamiento, gestión del tiempo), sin ningún error u omisión, una planificación que estará a la vista en casa y será asimilada.
  2. El éxito de la iniciativa no solo depende de esta planificación, sino que en el camino gestionas elementos externos (amigos, familia, personas a tu alrededor, estrés, trabajo, eventos inesperados), que no deben alterar la planificación, o de otra manera, aumentaría el estrés y la ansiedad, factores que ya están presentes en el proceso mismo. Esto tiene el riesgo de convertir en fracaso tu final, el día D.

Obviamente, prepararse para una competición no se puede comparar con la vida diaria, requiere sacrificios enormes – reduce la vida social y familiar, acortando el tiempo para salir con tus amigos, restaurantes y otros placeres gastronómicos, acostumbrarte a dormir menos, estar constantemente cansado...


sobre-entrenamiento y desnutrición – y este es solo una breve introducción al estado constante de alguien que se prepara para una competición. Vivir de esta manera puede ser duro, no solo para ti, sino también para las personas cercanas a ti, tanto personal como profesionalmente.

Si quieres convertirte en un campeón, el camino será duro. Será una lucha diaria contra ti mismo y el mundo a tu alrededor, que parecerá que no quieran entenderte y quieran estar en tu contra. Pero – y necesitas saber esto – todos los campeones han pasado por eso. Todos ellos, sin excepción. Nunca es fácil, y eso exactamente es lo que lo hace tan estimulante.

Puntos destacados importantes

I. Estar preparado
Una competición requiere un cierto nivel de disciplina. ¿Has asistido alguna vez a una competición? Antes incluso de empezar el viaje de la preparación, conviértete en espectador y observa una competición. Mira a tu alrededor... observa los físicos. Observa la categoría en la que quieras participar. Evalúa el nivel existente actual. Empieza con competiciones nacionales, tendrás todo el tiempo del mundo y elévate al mismo nivel si quieres – después. Es “crucial” que tu físico esté listo para presentarlo sobre el escenario, y tiene que ser realista, así que no vayas al matadero. Si lleva más tiempo progresar – está bien, que así sea. Aún así, es mejor que la decepción y el desánimo que sientes cuando no tienes un buen nivel en el día D.

II. Conoce los criterios
Cada categoría tiene sus propios criterios de evaluación en muchos puntos (físico, presencia, poses obligatorias, poses libres...). Tienes que conocerlos, por que son diferentes de una federación a la otra, de una competición a la otra. Tu preparación tendrá que estar optimizada para conseguir los criterios requeridos, lo que te dará más oportunidades de ganar. Aprende esta política y actúa de acuerdo a ella. Tienes que estar en el show perfecto en el momento adecuado.

III. Conserva tu apetito
Mantente siempre en el top 6. Deberíamos decir que el top 6 es la única opción posible. El objetivo es realista y positivo para cualquier principiante; estar en el top 6 está considerado en general “bueno”, y hay solo pequeñas diferencias entre las puntuaciones, porque el nivel es homogéneo (es lo que en general se observa). Decirte a ti mismo “voy a estar en el top 6” generará el entusiasmo y la energía que necesitas para mantener un buena presión a lo largo de la preparación. No vayas a mirar nunca – JAMÁS – las fotos y vídeos de tus competidores potenciales por avanzado. Esto es MUY importante, tienes que mantenerte intocable. La competición tiene lugar en el día D, ni antes ni después, así que no necesitas ponerte más presión al conocer detalles de aquellos que se posicionarán contra ti en el escenario.

IV. Genética
Algunas personas tienen algo que se considera como genética perfecta – y también un metabolismo rápido. Pero la mayoría de nosotros no tenemos tales privilegios. Ectomorfo, endomorfo, mesomorfo – o una mezcla, pequeño o grande... es muy difícil encontrar el cuerpo perfecto, pero eso no significa que no puedas hacer con el tuyo algo que se acerque a la perfección. Trabajo duro, nutrición y recuperación cuidadosamente monitorizados, además de una cantidad adecuada de suplementos, son más beneficiales y más efectivos que los genéricos general con los que partes.



V. Compañero de entreno
¿Tienes un compañero de entreno? ¿Y qué tal un equipo de apoyo? Cuando haces ejercicio, pídele a tu compañero que te vigile, te corrija o ayude si es necesario. No importa lo buenos que seamos, siempre necesitamos un vistazo desde fuera para asegurarnos que estamos haciendo las cosas de manera correcta. Asegúrate de que tu compañero te diga de verdad cómo haces las cosas, y no lo que quieres oír, porque eso sería contraproducente. Tu compañero no está ahí para darte palmaditas en la espalda – si lo estás haciendo mal, si tu forma no mejora, entonces debe decírtelo, sin esconderte nada. Debe ayudarte, empujarte, pero también abrirte los ojos y corregirte en el momento preciso, incluso si le odias en ese momento. Es mejor volverlo a intentar y corregirlo en el momento, asegurándote de que eres bueno ahora, que estar decepcionado en el día D porque nadie tuvo el coraje de decirte la verdad.

Desarrolla un plan
Ahora que hemos terminado algunos capítulos importantes, es momento de dirigirnos al corazón de la preparación: la planificación de la dieta, el entrenamiento, la suplementación – todo lo necesario para que la preparación para la competición vaya sobre ruedas. No lo olvides: todo tiene que estar por escrito, definido, medido, validado y expuesto en la pared, para que lo puedas seguir al pié de la letra. La dieta, sobre-entrenamiento, la falta de sueño y la fatiga que sentirás, tienden a oscurecer tu mente y pueden hacerte olvidar cosas, la única manera de volver al camino correcto es tenerlo todo preciso y por escrito.

Espero que la guía que publicaremos en el siguiente capítulo será capaz de ayudar a prepararte correctamente y consigas ganar tu futura competición. Sea cual sea tu nivel, un plan de acción no es más que algo obligatorio que hará tu preparación a la competición más fácil...no olvides que muchos entrenadores deportivos cobran mucho por preparaciones físicas, solo por hacer todo el trabajo de preparación en tu lugar, quizás podríamos decir que es un trabajo ingrato pero de hecho, es fascinante porque te permite descubrir cómo funciona tu cuerpo, cuales son sus reacciones, cuales son sus necesidades. Puedes aprender mucho sobre ti mismo, y merece la pena.

Escrito por:

Denis Tchoumatchenko

Denis Tchoumatchenko


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?