Preguntas frecuentes sobre la quema de grasas

Tenemos algunas respuestas

21.07.2017

Cuando finalmente has conseguido empezar a moverte (quizás empezar a hacer ejercicio de nuevo), puede ser muy molesto que tras semanas o meses no veas los resultados esperados. Siento darte malas noticias – debes estar haciendo algo mal! No te desanimes todavía! No tienes que descartar todo tu plan, tan solo hacer algunas modificaciones.

Tanto si te gusta como si no, encontrar el equilibrio es esencial. No hay nada en este mundo que pueda persistir en un estado de desequilibrio durante mucho tiempo (y esto es cierto para todas las áreas de la vida, incluido el deporte). A veces, menos es más, y demasiado poco no hace ningún bien. Por lo tanto, es bastante difícil encontrar el equilibrio correcto, cuando funcionas a ese nivel que es “justo lo suficiente”. Ya que no siempre lo podemos encontrar por nosotros mismos, sería mucho mejor si aprendiéramos de nuestros errores!

4 mitos en los que crees cuando eres principiante

“No quiero entrenar con mucho peso, para definirme quiero usar pesos pequeños.”

Ante todo, ¿qué quieres decir con pesos más pequeños? Encuentra el peso más alto con el que puedas hacer una serie de 8 a 12 de un ejercicio. Esta es tu carga máxima, y para quemar grasas necesitarás hacer un 80-100% de ella. ¿Y por qué? Probablemente no quieras hacer bíceps durante 3 horas para que finalmente se active tu metabolismo. La vida no es solo tu entrenamiento. Además, si entrenaras tanto, el tiempo de regeneración también aumentará drásticamente. Nuestra meta es ejercicio regular (diario o a días alternos). Con pesos moderadamente altos y un número de repeticiones medio, puedes reducir tu porcentaje de grasa corporal mejorando tu parte muscular (te vuelves más proporcionado y tonificado) y activas la quema de grasa, pero no deberías dejar de hacer ejercicio una vez hayas terminado con el levantamiento de pesas.

“Hago ejercicio dos veces al día. Por la mañana voy a correr, por la tarde hago sentadillas y abdominales en casa / en el gimnasio, pero no veo mejoras.”

Lo que mencionábamos más arriba, también se puede aplicar aquí: desarrollas tus músculos y pierdes peso no durante tus entrenamientos, si no durante los periodos de descanso entre ellos. Para hacerlo simple – ingieres los nutrientes correctos que tus músculos devoran durante el entrenamiento, después se desarrollan micro-lágrimas como resultado de la carga, que tu cuerpo regenera durante el tiempo de descanso al estirarlos. Si te saltas cualquier paso, el proceso se desmonta. Entrenar dos veces al día se recomienda solo para culturistas y deportistas profesionales que están asesorados por un entrenador. Como una persona privada puede ser difícil encontrar tu equilibrio, y puedes acabar sobrecargando tu cuerpo. ¿Creerías que al dormir, ocio y actividades para el bienestar puedes conseguir mejores resultados que con un segundo entrenamiento?

“Si me salto alguna comida de vez en cuando, y no tomo mi batido de proteínas después de un entrenamiento, ha sido mi entrenamiento totalmente inútil?”

Tenemos un número de artículos sobre los efectos reales y no realistas de los suplementos nutricionales. No puedes ir a ciegas. No son elixires. ¡Puedes alcanzar tus objetivos incluso sin ellos! Por supuesto, son herramientas importantes que te recargan y te dan un empujón, potencian la pérdida de peso y proporcionan una excelente alternativa si no tienes tiempo de comer, por ejemplo. Pero deberías recordar una cosa. Tu entrenamiento NUNCA es en vano, cada ocasión cuenta! Por supuesto, si puedes, toma algo de proteínas e incluso carbohidratos después del entrenamiento (lo mejor sería una comida completa), pero tus músculos no se encogerán solo porque de vez en cuando te saltes una comida! (Yo lo compararía con eso de “con pesos altos me pondré enorme”. Confía en mi, catabolismo y crecimiento de la masa muscular no ocurre en cuestión de segundos, toma semanas o meses,  a veces incluso años de duro trabajo/holgazanería/malos hábitos de alimentación!)

“Soy delgado, juego a futbol regularmente / voleibol / balonmano en equipo / voy en bicicleta / salgo a correr y, aun así mis músculos no aparecen. Quiero quemar grasas para estar definido!”

En primer lugar, felicidades! Debes llevar haciendo deporte desde que eras un niño. Es muy importante desarrollar el amor por el deporte y habilidades para practicarlo desde la infancia. No has cometido ningún “error”. Sería bastante controvertido si el ejercicio evitara que quemes grasas! Sin embargo, tu cuerpo es un “artilugio” increíble que se puede aburrir de entrenamientos monótonos y constantes fácilmente. Si estás en un equipo de voleibol, has estado entrenando para tus competiciones durante años. Lo que sería un reto enorme para nuestros cuerpos, no es nada especial para el tuyo. Sin embargo, si expones tus músculos a nuevos tipos de “estrés”, verás como notas los cambios muy rápido! Levantar pesas podría complementar a la perfección los deportes mencionados más arriba. Y vice versa, si has estado entrenando solo con pesas y barras, por qué no empezar con natación un par de veces a la semana? Puede darle un empujón a tu resistencia. Ve a por ello!

No te avergüences, si te has estancado en tu desarrollo, cuéntale tu historia a un blogger de fitness o a tu entrenador personal, o incluso a nosotros. Nuestros expertos estarán encantados de responder a tus preguntas.

Panna Plézer

Entrenadora Personal


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?