“Quema de grasa localizada” y “elixir quema grasas” – ¿Qué hay de verdad en ellos? Parte 1

Hemos reunido los errores más escandalosos e inocentes, y disparates con respecto a la pérdida de grasa.
16.06.2017

Lee también: “Quema de grasa localizada” y “elixir quema grasas” – ¿Qué hay de verdad en ellos? Parte 2

Quema de grasas – ya sea una palabra mítica o te aburra, no importa la opinión que tengas sobre el tema, tarde o temprano este tópico aparecerá en tu vida. Puede que tengas más de 30 años cuando empieces a tener problemas con los kilos de más, a otras les gustaría volver a estar en forma después de dar a luz, algunas tendrán problemas por desarreglos hormonales. Sea por la razón que sea, sería fantástico poder entender la inmensa avalancha de información disponible en internet.

Por lo tanto, hemos reunido los errores más escandalosos e inocentes, y disparates con respecto a la pérdida de grasa. Si eres propensa a creer en los anuncios y confías en pastillas mágicas y soluciones fáciles, entonces es momento de despertarte. (Pero no seas tan dura contigo misma, todos tendemos a preferir soluciones rápidas y sin esfuerzo!) No decimos que tengas que sudar sangre, pero tienes que hacer o cambiar algo para conseguir resultados.

¿Qué no hacer?

“Solo cambiaré lo que como.”

Mucha gente está confundida por el hecho de que la nutrición contribuye mucho más a la pérdida de peso que el ejercicio (es sobre un 70% y 30%, respectivamente). Si cambias tus hábitos alimenticios y tu cuerpo entra en déficit calórico – lo que significa que quemas más energía que la que ingieres – de hecho vas a perder peso, incluso de tus músculos. A no ser que moldees tus músculos bajo la capa de grasa, conseguirás un cuerpo delgado e inerte sin una postura correcta, quizás combinado con piel colgante. Por cierto, la pérdida de peso es un proceso más rápido si haces ejercicio – lo que mejorará tu humor y motivación.

“Solo necesito perder peso de mi tripa, así que vamos a quemar grasa localizada!”

Nunca he podido entender en qué estaban pensando los fabricantes de esas máquinas mágicas que solo tienes que usar 3 minutos al día. Hay dos problemas aquí: por un lado, puedes trabajar en tu abdomen tanto como quieras, pero a no ser que la capa de grasa desaparezca, tus abdominales definidos y tonificados no aparecerán. Usa esta máquina solo 5 o 10 minutos unas cuantas veces a la semana y estarás bien si también sigues una dieta limpia (sí, esta máquina que has comprado por un montón de dinero es útil de verdad, pero no sería más fácil comprar una esterilla de yoga y hacer planchas y abdominales?!?). Por otro lado, cuando pierdes grasa de tu abdomen, todo tu cuerpo va a cambiar en el proceso. Ya que el estilo de vida correcto potencia el metabolismo, las células grasas se descomponen en glicerina y ácidos grasos libres que llegan al torrente sanguíneo no solo localmente, si no en todo el cuerpo.

Lee también: “Quema de grasa localizada” y “elixir quema grasas” – ¿Qué hay de verdad en ellos? Parte 2

¿Cómo debería hacerlo?

Aquí tienes algunos principios básicos:

  • Come 5 o 6 veces al día, y para conseguir un nivel hormonal y energético correcto, hazlo preferiblemente siempre a la misma hora (no hay ninguna norma para no comer después de las 6PM, es una cuestión de estilo de vida).
  • En lugar de carbohidratos rápidos, opta por complejos (ej.: toma harina integral en lugar de refinada, y eritritol en lugar de azúcar).
  • Bebe mucho agua. Incluso 3 o 4 litros al día. Además, puedes beber algún té verde o negro y café natural.
  • Elige comidas que sean ricas en fibra, sigue una dieta variada y presta atención a la proporción correcta de proteína/carbohidratos/grasas. (Debería ser aproximadamente 50%-30%-20%, respectivamente, pero puede variar según tu tipo de cuerpo.)
  • Cada comida tiene su propia importancia: el desayuno proporciona al cuerpo proteína y carbohidratos complejos después de toda la noche pasando hambre, la comida de media mañana te aporta energía, la del mediodía debe ser una comida completa, y después de entrenar puedes tomar algo de carbohidratos rápidos, mientras que la cena debería incluir algo de proteínas de absorción lenta.
  • Haz ejercicio 3 o 4 veces a la semana, entre 30 y 60 minutos, y elige un deporte que te haga “flotar”, algo que disfrutes haciendo. Combina entrenamiento de cardio y fuerza, y no te debería asustar mover pesos medios-pesados. Tus series deberían incluir de 8 a 12 repeticiones.
  • Trabaja todas las partes de tu cuerpo durante la semana, los grupos musculares grandes (muslos, espalda) son especialmente de ayuda para el primer empujón en el proceso de pérdida de grasas.

Si estás interesado en disipar mitos sobre quemadores de grasa, síguenos para leer el próximo artículo sobre el tópico.

-----------

Panna Plézer

Entrenadora


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?