¿Qué deberías saber sobre la creatina?

Antes de empezar a tomar creatina, sólo porque has oído cosas buenas sobre ella, deberías entender primero como funciona y decidir por ti mismo cual deberías tomar y como.

02.03.2017

La creatina es un aminoácido que se encuentra naturalmente en el cuerpo. Juega un papel muy importante en la contracción y aporte de energía a los músculos durante el ejercicio. La creatina se encuentra naturalmente en carnes y el cuerpo la puede producir de otros aminoácidos como la arginina, glicina o metionina, pero probablemente no será suficiente si entrenas muy duro. Antes de entrar en el protocolo de uso, es importante entender exactamente qué es la creatina.

95% de la creatina en tu cuerpo se encuentra en las células musculares.

¿Cómo funciona la creatina?

Tu fuente de energía primaria es ATP (adenosina trifosfato) y, como su nombre sugiere, consta de 3 moléculas de fosfato de las cuales una molécula se rompe durante su utilización. La creatina pasa esta molécula de fosfato al restante ADP – que es ahora adenosina difosfato – y crea ATP de nuevo que se puede usar como una nueva unidad de fuente de energía.

Por lo tanto, cuanta más creatina haya disponible en tu cuerpo, más puedes extender la intensidad de tus sesiones de entrenamiento.

¿Para quién está recomendada la suplementación de creatina?

Se recomienda para cualquiera que practique ejercicio a corto plazo, de intensidad moderada o baja. Significa que la creatina es una elección excelente para velocistas, atletas, deportes de fuerza y culturistas para potenciar su intensidad de entrenamiento. En caso de entrenamientos de moderada o baja intensidad el cuerpo no se queda sin ATP, y después algún tiempo usa la grasa corporal para conseguir energía.

¿Reposición de creatina o no?

Es una visión generalmente aceptada que un tratamiento de creatina debería empezar con una fase de reposición, entonces se debería una cantidad reducida por un periodo de tiempo específico. Mucha gente, sin embargo, sufre de problemas digestivos o de estómago debido a un consumo excesivo durante la fase de reposición. Para ellos no se recomienda empezar con grandes cantidades.

El método más típico sería consumir 20 g de creatina durante 5–7 días, entonces reducirla a 10g durante el siguiente periodo, que podría ser de hasta 2–3 meses. Las cantidades especificadas se deberían consumir en 2 a 4 partes. Por supuesto, esto se refiere principalmente a la creatina en forma de monohidrato.

En el caso de productos modernos que contienen más ingredientes activos que ayudan a la digestión, absorción y eficiencia, el consumo recomendado puede ser diferente. Hay productos con citrulina, cafeína y arginina añadida, tales como Creator en cápsulas que contienen 5 tipos de creatina , por lo tanto una cantidad más pequeña puede producir mejores resultados. Sin embargo, existen otros productos, tales como Creatine ph-X también en cápsulas, que no contienen otros ingredientes activos, pero 3 g de creatina tamponante es un formato muy eficiente para ayudar a la absorción. Cuando hablamos de formato polvo, en adición a 2 diferentes tipos de creatina, CreaTrans también contiene aminoácidos una mezcla especial de carbohidratos para ayudar a una mejor absorción. Está especialmente recomendado durante la época de volumen. La fórmula en polvo de Crea Flash contiene un complejo energético, pero sin azúcar, por lo tanto puede ser útil si se requiere algo de energía extra. El práctico envase monodosis es fácil de llevar contigo y usarlo cuando lo necesites!

BioTechUSA


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?