Año Nuevo, nuevos objetivos: Los básicos para tener éxito perdiendo peso

La regla básica de la pérdida de peso es esta: tienes que quemar más calorías de las que ingieres.
09.01.2017

Mucha gente se marca propósitos para el año nuevo como “Este año, voy a cambiar y tener una nueva vida”. Estos propósitos a menudo tienen que ver con un estilo de vida más saludable. Mientras la determinación es importante, en cuestión de éxito es incluso más importante combinarla con perseverancia, un acercamiento gradual y conocimiento.

Comida saludable + Deportes = Pérdida de peso

La regla básica de la pérdida de peso es esta: tienes que quemar más calorías de las que ingieres. En la realidad desde luego, es mucho más complejo. El primer y más importante paso para conseguir perder peso es un cambio de estilo de vida. Con esto queremos decir consumo de comida saludable y ejercicio regular. No solo tienes que prestar atención a qué comes, también a cuanto comes. Por lo tanto, las calorías consumidas deben calcularse de alguna manera. Por ejemplo, no puedes comer pan integral sin límite (porque contiene tantas calorías como el pan blanco, es más saludable porque contiene más fibras, vitaminas y minerales). Sin embargo, el pan integral te mantiene lleno durante más tiempo, lo que significa que tienes que comer menos y no habrá ningún aumento repentino del nivel de azúcar en sangre.

Suplementos alimenticios para alcanzar tus metas

Además de optimizar tu consumo de comida, también merece la pena tomar suplementos alimenticios. Puedes adaptarte más fácilmente a tu nuevo estilo de vida y dieta si complementas tu metabolismo y normalizas tu apetito. Uno de los mejores productos para esto es el nuevo FAT-X, pero el Chromium- que contiene L-carnitine + chrome es también una excelente solución. Los dos productos se pueden consumir al mismo tiempo.

La relación entre la pérdida de peso y proteína

También deberías prestar atención a tu consumo de proteína ya que la proteína tiene un efecto termogénico; y el consumo de comidas con un alto contenido de proteína potencia los procesos metabólicos. También necesitas proteína para “despertar” las reservas de grasas. Con un consumo alto de proteína puedes prevenir que tu cuerpo destruya las fibras musculares cuando intenta conseguir energía.

Fijar objetivos

Necesitas tener una meta a largo plazo, pero también algunas a corto plazo que te ayudarán a conseguir tu meta final. Te darán el empuje inicial, una sensación de éxito, y te mantendrán motivado durante el proceso. (Por ejemplo, puedes decir que quieres perder 5kg para Marzo.) No te fijes metas inalcanzables ya que una pérdida rápida de peso se tomará la revancha. Causa un efecto yo-yo y recuperarás tu peso mucho más rápido. Si pierdes más de 1kg/semana, es seguro presumir que estará combinado con la destrucción de tejido muscular, y no tienes que pasar mucha hambre excepto en casos de obesidad[NG1] extrema.

El enfoque correcto y equivocado a la pérdida de peso

1. Inanición, Qué ocurre cuando decides perder peso rápido?

Tu cuerpo entra en “modo reserva”, que significa que empieza a acumular grasas ya que recibe menos nutrientes, no se aporta suficiente energía y tu cuerpo se prepara para tiempos duros. En lugar de eso, deberías comer de manera saludable y consciente, y solo ingerir algo menos de calorías.

2. Nada de deporte

Si no realizas ningún deporte, tu cuerpo empieza a descomponer los músculos ya que piensa que son innecesarios. Es peligroso, no solo en un sentido estético, sino también por la salud ya que perder la musculatura espinal puede resultar en dolores de espalda. En su lugar, a través de ejercicio regular deberías estimular tu cuerpo a construir y no destruir músculo! Si haces ejercicio, puedes incluso aumentar tu ingesta de calorías diarias y conseguirás una forma excelente, ya que la pérdida de peso sin ejercicio puede tener como resultado piel suelta.

Ádám Juhász

Culturista & entrenador de Fitness


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?