Cómo sobrevivir a las comidas de navidad

Si quieres sobrevivir a las temidas comidas y cenas de navidad, aplica estos sencillos consejos para evitar ganar unos kilos de más.

12.12.2016

Aunque parezca difícil de creer, ya estamos otra vez en navidad y en breve darán comienzo las tan esperadas cenas y comidas de navidad que tanto esperan algunos, pero muy temidas por otros, ya que son fechas en las que la restricción calórica brilla por su ausencia y las tentaciones están al acecho.

Como siempre decimos, la navidad realmente son unos pocos días señalados en los que las familias se juntan en agradables veladas para comer o cenar todos reunidos. Pero aunque todo esto parezca inofensivo, no lo es para las personas que seguimos un plan de alimentación cerrado y estricto con el fin de por ejemplo mantener una definición o simplemente porque queremos mantener un estado físico concreto durante todo el año.

Situaciones típicas de las comidas navideñas

Imagínate que estás con una dieta de definición o de mantenimiento alta en proteínas y baja en hidratos de carbono y grasas, y llega el día de nochebuena que es la primera fiesta importante y señalada de la navidad.

Esa noche vas a cenar o bien en casa de tus padres o en casa de tus suegros (si tienes pareja) y cuando llegas a dicha casa te encuentras con una mesa perfectamente preparada y adornada con todo tipo de motivos navideños y platos y más platos de deliciosos dulces que solo se ven en navidad y que a ti tanto te gustan.

¿Cómo resistir la tentación?

Lo que debes hacer para superar el primer obstáculo de la navidad es comer bien antes de salir de casa para sentirte saciado cuando llegues a la otra casa y así evitarás comer de forma impulsiva.

Esto sólo era el principio, ahora llega la segunda parte del a nochebuena que es la cena.. cuando empiezan a sacar platos de embutidos repletos de grasa saturada, papas, salsas, pan, vino, cerveza, coca cola, fanta y todo tipo de alimentos altamente calóricos que se van a a ir directos donde menos queremos.

¿Cómo salir airosos de esa situación?

Lo mejor es hacer de tripas corazón y optar por las opciones más saludables que encontremos por la mesa, como por ejemplo jamón y queso. Debemos masticar mucho y comer despacio para no activar nuestro instinto primitivo de devorar todo lo que nos pongan delante y así cuando llegue el plato principal habremos evitado unos cuantos cientos de calorías innecesarias.

Lo mismo ocurre con el resto de fechas señaladas como el día de navidad, nochevieja, año nuevo y el día de reyes. Todos estos días tiene el mismo protocolo, sacar los dulces a media tarde y empalmar con la cena. Pero con estas sencillas pautas saldremos victoriosos de la navidad y nos habremos evitado unos kilitos de más.

Otro tema muy importante son las comidas o cenas de empresa navideñas. Esto es lo más parecido al infierno para una persona fitness que está a dieta, ya que en muchas ocasiones no te puedes negar a asistir a este tipo de comidas o cenas, ya sea porque va el jefe y tienes que ir para quedar bien, o porque van tus compañeros y quieres pasáartela bien.

En estas ocasiones podemos aplicar el mismo sistema que en las comidas familiares que he comentado más arriba, podemos comer bien antes de salir de casa y así evitaremos comer más de lo que deberíamos.

De igual modo, elegiremos las opciones más saludables que podamos y obviamente para beber agua. Podemos optar por un plato de carne asada con guarnición de verdura asada, y para picar podemos pedir algo como sepia a la plancha o un plato de pulpo..Esto sería lo más aconsejable y saludable.

Cuando acabe la comida o cena de empresa y la gente empiece a pedir copas y demás, quizá sea el mejor momento para despedirte te tus compañeros y retirarte a casa a descansar para evitar malas tentaciones que no te traerán nada bueno. O siempre puedes quedarte conociendo los límites de lo que quieres y no quieres consumir; siempre que puedas disfrutar.

Conclusión

Estos son tan solo unos cuantos sencillos consejos para evitar los excesos navideños y poder disfrutar de estas fiestas sin remordimientos, además nos estaremos evitando subir algunos kilos que luego nos costarán mucho más de eliminar.

Ahora bien, si te consideras una persona con fuerza de voluntad y las cosas muy claras y crees que puedes probar alguno de estos pecados sin caer al 100% en la tentación, podrás permitirte algún capricho sin desviarte demasiado de tu dieta.

Feliz navidad!

Escrito por:

Rubén Del Toro

Rubén Del Toro

Deportista, amante del Fitness y de un estilo de vida saludable

Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?