Recetas sin lactosa ni gluten

Te mostramos algunas recetas sin lactosa ni gluten fáciles de preparar y muy saludables.
26.09.2016

Como ya hemos comentado en otros artículos durante estas últimas semanas, por desgracia las intolerancias a ciertos alimentos están en auge en la actualidad. Esto lo sabemos gracias a las investigaciones de la medicina que van avanzando a pasos de gigante y nos permiten mejorar nuestra calidad de vida a medida que avanzamos.

Puesto que estamos abarcando lo relacionado con la intolerancia a la lactosa y la intolerancia al gluten, queremos mostraros lo que sería la alimentación de un día entero de una persona que sea intolerante a la lactosa y al gluten. Mostraremos menús sin lactosa ni gluten para que aquellas personas que padezcan una o las dos enfermedades puedan disfrutar de una alimentación saludable y variada sin sufrir los molestos síntomas de estas intolerancias alimenticias.

Empezaremos con una receta que nos va a servir tanto para el desayuno como para snack entre horas. Para esta receta he elegido unas tortitas o pancakes muy ligeros y fáciles de preparar.

Tortitas sin lactosa ni gluten

Ingredientes:

  • 5 claras de huevo
  • 1 huevo entero (opcional)
  • 40 gr de harina de maíz
  • 2 cucharadas de cacao desgrasado en polvo sin azúcares añadidos (opcional)

Preparación:

Primero vertemos las claras y el huevo opcional en un recipiente apto para la batidora o también lo podemos hacer en un vaso americano, y a continuación añadimos la harina y el cacao opcional. Batimos bien hasta conseguir una masa homogénea.

Por otra parte, ponemos a calentar una sartén anti adherente con unas gotas de aceite y cuando esté caliente vamos vertiendo la masa en pequeñas cantidades para ir haciendo las tortitas del tamaño deseado.

Listo! Ya tenemos nuestros pancakes sin lactosa ni gluten.

 

Las siguientes recetas nos sirven para las comidas principales del día, la comida y la cena.

Pollo con salsa de nueces

Ingredientes:

  • 1 diente de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 40 gr de nueces
  • 2 pechugas de pollo
  • Laurel
  • Pimienta

Preparación:

Picar los ajos en una sartén con un poco de aceite y cuando estén dorados los apartamos y en la misma sartén doramos las nueces y las apartamos.

En la misma sartén cortamos y doramos la zanahoria y el puerro.

Lo juntamos todo y lo pasamos por la batidora con un poco de agua para conseguir una textura de salsa.

Por otra parte cortamos las pechugas como más nos guste y las asamos en la sartén con un poco de pimienta y el laurel.

Cuando las pechugas estén casi cocinadas, añadimos la salsa y la dejamos cocer durante unos minutos para que se mezclen bien los sabores.

Ya tenemos nuestra receta acabada!

Arroz con verduras salteadas

Ingredientes:

 

  • 60 gr de arroz blanco o integral
  • Verduras al gusto (calabacín, pimiento, cebolla, zanahoria, etc)
  • 100 gr de carne picada

 

Preparación:

Primero ponemos una olla con agua hirviendo y añadimos el arroz para que se vaya haciendo mientras preparamos el resto de ingredientes. En unos 10-15 minutos estará listo.

Cortamos las verduras en trozos pequeños y las salteamos en una sartén con unas gotas de aceite.

Retiramos las verduras y salteamos la carne picada hasta que esté dorada.

Servimos el arroz en un plato, añadimos la carne y las verduras salteadas, mezclamos bien y a comer!

La siguiente receta es un postre sin lactosa ni gluten muy saludable y ligero, además de fácil de preparar.

Sorbete de limón

Ingredientes:

  • El zumo de dos limones
  • Ralladura de corteza de 1 limón
  • 2 claras de huevo
  • 1/4 l de agua
  • Un poco de azúcar

Preparación:

El primer paso es hacer un almíbar y para ello ponemos el agua a hervir con el azúcar durante unos 10 minutos aproximadamente sin remover.

Exprimimos el zumo de los limones y rallamos la piel.

Cuando el almíbar se haya enfriado lo mezclamos con el zumo y la ralladura y lo introducimos en el congelador hasta que empiece a congelarse.

Montamos las claras a punto de nieve, las mezclamos con el granizado y lo volvemos a dejar en el congelador.

Lo podemos ir moviendo cada cierto tiempo para que no se haga duro.

Cuando lo queramos consumir, hay que sacarlo del congelador unos minutos antes.

Listo! Ya esta nuestro postre acabado.

----------

Escrito por Rubén Del Toro

Sitio webFacebookInstagramTwitter /


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?