Parte 1: Intolerancia a la glucosa

Hasta el momento hemos escuchado a hablar mucho sobre la intolerancia a los alimentos. Tal vez la intolerancia a la lactosa, al gluten sean las más comunes.

16.09.2016

¿Qué significa tener intolerancia a los alimentos?

Según la Wikipedia, “se entiende por intolerancia a los alimentos la incapacidad de consumir ciertos alimentos o nutrientes sin sufrir efectos adversos sobre la salud.”

Cabe destacar que la distinción entre intolerancia a los alimentos y alergia a los alimentos. La alergia provoca una respuesta del sistema inmune, la intolerancia no lo hace.

Mientras que una alergia puede llegar a causar serios problemas de salud, desde urticaria, ronchas rojas, inflamación, incluso problemas respiratorios y no suele desaparecer al cabo de pocas horas. Una intolerancia suele limitarse a síntomas digestivos, los cuales no significa que no sean molestos para la persona, pero son mucho más fáciles de llevar que una severa alergia. Y en pocas horas los síntomas han desaparecido.

Cuando los síntomas sobrepasan los problemas como hinchazón, diarrea, picores, tal vez migrañas o dolores de cabeza, rinitis… y se convierten en algo más severo, sin duda deberíamos preocuparnos por ir al médico.

Intolerancia a la glucosa, ¿Sabes qué significa?

La intolerancia a la glucosa es conocida también como la llamada pre-diabetes. Aunque esto no significa que quien sufre este tipo de intolerancia, sea diabético; pero puede llegar a serlo si no controla su alimentación.

Dicho de forma sencilla,  ser intolerante a la glucosa es cuando tus niveles de glucosa en la sangre están constantemente, levemente aumentados sobre lo normal y el organismo no es capaz de utilizar todo el azúcar para producir energía.

Sufrir intolerancia a la glucosa y no prestarle la importancia que realmente merece puede originar consecuencias fatídicas para la salud, tales como enfermedades cardiovasculares, e incluso como comentaba más arriba, provocar una diabetes.

¿Por qué sufrimos intolerancia a la glucosa?

Una de las causas de este tipo de intolerancia, se encuentra en nuestro páncreas y en la hormona producida por éste mismo, la insulina.

La insulina es la hormona producida por el páncreas responsable de enviar los azúcares obtenidos a partir de la comida, a las células del organismo para suministrar energía.

Cuando nuestro cuerpo sufre esta resistencia a la insulina, nuestras células no pueden incorporar su “gasolina” para funcionar (azúcar), debido a que nuestras células no reconocen la insulina.

¿Cómo se llega a producir la diabetes?

Lo intentaré explicar de forma muy sencilla.

Cuando nuestro cuerpo sufre resistencia a la insulina, a partir de ahí, el azúcar de los alimentos ingeridos va acumulándose en la sangre y es cuando el cerebro detecta ese incremento de azúcar y manda una orden al páncreas para que genere más insulina. Pero como hemos dicho, nuestras células no se alimentan, así que cada vez estamos más cansados y también tenemos más hambre. El cerebro sigue mandando señales al páncreas, hasta que se llega a producir un colapse en el páncreas, y éste deja de producir insulina. Es entonces cuando se genera la diabetes.

Síntomas de la intolerancia a la glucosa:

Ahí va una lista de algunos de los síntomas que pueden aparecen a las personas que sufren resistencia a la insulina:

  1. Más hambre
  2. Más sed
  3. Cansancio
  4. Bajada de azúcar en sangre (hipoglucemia)
  5. Cicatrización lenta de heridas o cortes

Como habéis visto la importancia de cuidar nuestra forma de comer es vital para llevar una vida sana. Obviamente podemos comer de todo pero como siempre se dice, con control mucho mejor. Según estudios, alrededor de un 50% de las personas con obesidad, presentan intolerancia a la glucosa.

Cambia tus hábitos alimenticios y haz un poco de ejercicio cada día. Verás que ese esfuerzo conlleva una grata recompensa para tu salud.

----------

Escrito por: Eva Cortiella // Cofounder Crossfit La Nau // Competidora internacional de Crossfit.


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?