L-Carnitina, una buena elección para el verano

Un suplemento que no puede faltar en tu arsenal

19.08.2016

Las moléculas de L-carnitina tienen la función de  ayudar a atravesar a los ácidos grasos de cadena larga la membrana mitocondrial con el fin de que se conviertan en energía en el interior de las células. Dicho de otro modo, el principal papel de la carnitina es acelerar el proceso de oxidación de ácidos grasos.

Es importante tener en cuenta que existen dos formas de “Carnitina”: la L-carnitina y la D-Carnitina.  Ambas “Carnitinas” aparecen durante el proceso de síntesis de la “L-carnitina” pero sólo la forma “L” es biológicamente activa.

¿Para qué sirve?

Entre otras muchas ventajas, nombraremos 3 en este artículo.

1. Pérdida de grasa

Como he dicho a arriba, la L-carnitina transporta los ácidos grasos de cadena larga, como los triglicéridos, hacia las mitocondrias, donde pueden ser oxidados para producir energía. También sirve  como supresor del apetito. Así que si tu meta es adelgazar, la L-Carnitina probablemente sea uno de los mejores aminoácidos para lograrlo.

2. Masa muscular

La L-carnitina es una buena opción, aunque cabe destacar que no es la única, para ayudaros al desarrollo de masa muscular. Suplementarse con L-carnitina puede ayudar a aumentar tu fuerza y los pesos que con los que sueles trabajar en tus entrenos.

3. Tratamiento Renal

En las personas con enfermedad renal, la carnitina se recomienda para ayudar a compensar la deficiencia de carnitina que los riñones no están produciendo.

¿Cuánta debo tomar y cómo puedo tomarla?

La L-Carnitina es un suplemento seguro pero como todo, es necesario saber cómo emplearla y su dosificación. La cantidad recomendada suele ser entre 1000 y 2000 mg, siendo lo más habitual la dosis de 1000 – 1500 mg. Podemos encontrar productos en el mercado con dosificaciones superiores, pero esto no quiere decir que su eficacia vaya a ser mayor.

El momento aconsejado para tomar la L-Carnitina es aproximadamente 30 minutos antes de la actividad física.

En general, tomar entre  2 a 4 gramos de L-carnitina al día es bueno para la salud en general y para ayudar a alcanzar tus objetivos de acondicionamiento físico.

Podemos encontrar la L-carnitina en cápsulas, en tabletas, en forma líquida, e incluso en ampollas. Hay muchos tipos de productos carnitina.

Si prefieres tratar de conseguirla a través de la comida, hay muchas fuentes de alimentos que contienen carnitina. Las carnes rojas y los productos lácteos son tus mejores opciones para la carnitina, pero otros grandes alimentos que la incluyen son las nueces, las semillas, las alcachofas, los espárragos, el brócoli, las coles de Bruselas, las hojas de col, el ajo, el perejil, la col rizada, los albaricoques, los plátanos, el polen de abeja, la levadura de cerveza, el trigo sarraceno, el maíz, la avena, el salvado de arroz, el centeno y el trigo.

Como dato curioso, las investigaciones indican que los suplementos de carnitina disminuyen el acumulo de ácido láctico y mantiene las reservas de glucógeno, y por ello podemos decir, que  juega un papel en retrasar la fatiga.

¿Qué más podemos pedir?

Con este suplemento tendrás esa pequeña ayuda tanto si son tus primeros días de deporte como si ya tienes como rutina habitual el deporte en tu vida.

Feliz Verano!

----------

Escrito por: Eva Cortiella // Cofounder Crossfit La Nau // Competidora internacional de Crossfit.


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?