Cómo seguir la dieta durante el verano?

Tanto si viajas como si no, debes seguir entrenando y cuidando tu alimentación para mantener la forma física durante los meses de verano.

11.07.2016

El verano es la época del año en la que más importancia le damos a nuestro estado físico, es decir, cuando más nos importa nuestra apariencia ya que mostramos a todo el mundo nuestro cuerpo cuando vamos a la playa o a la piscina. Y es que, a quien no le gusta presumir de un cuerpo bonito cuando se quita la camiseta? Además de la apariencia, un cuerpo bien musculado y definido refleja todo el duro trabajo realizado durante el resto del año en el gimnasio, los duros entrenamientos y las dietas estrictas.

Cuando se trata de conseguir un cuerpo musculado y definido, evidentemente el entrenamiento es muy importante para dar forma a nuestros músculos y que estos den un apariencia dura y rocosa, pero lo realmente importante es la alimentación. Previos a los meses de verano, pasamos unos meses de dietas estrictas en los que basamos nuestra alimentación en fuentes de proteínas limpias y carbohidratos complejos para favorecer la eliminación de grasa y mantener la mayor cantidad de masa muscular posible con el fin de lograr una buena definición.

Según el estado físico en el que acabemos la etapa de volumen muscular, debemos comenzar la dieta de definición en una fecha u otra, siempre dependiendo del nivel de grasa que hayamos acumulado en volumen y el nivel en el que nos queremos quedar cuando de comienzo el verano. Pero, que pasa cuando ya hemos alcanzado nuestro cuerpo deseado? ¿Qué pasa con la dieta cuando llega el verano? Como podemos mantener el nivel de definición durante los meses de verano?

Como es lógico y normal, en verano sucumbimos alguna que otra vez a los pecados capitales que nos ofrece esta maravillosa estación del año tan esperada, como por ejemplo un frío y cremoso helado frente al mar, o unas cervecitas con los amigos en la terraza de un bar, etc. Realmente todo depende de como nos lo vayamos a plantear, de si nos vamos a ir de vacaciones unos días, o unas semanas los más afortunados, o si por el contrario no nos vamos a ir de vacaciones y disfrutaremos de los alrededores de nuestra ciudad.

Cómo seguir la dieta en verano?

Tanto si te vas de vacaciones como si no lo haces, es muy importante planificar cada semana para no entrar en una vorágine de caos y desorden dejando de lado los entrenamientos y la dieta.

Cómo seguir la dieta si te vas de viaje?

Si te vas de vacaciones deberás buscar un gimnasio para poder seguir entrenando y así mantener tus músculos duros y fuertes, o si no hay un gimnasio cerca deberás buscar un lugar adecuado para poder entrenar. En cuanto a la dieta, deberás planificar tus comidas tanto como te sea posible ya que seguramente comerás fuera de casa en más de una ocasión. Busca restaurantes en los que el método de cocina sea lo más sano posible y que se asemeje lo máximo posible a tu dieta. Puedes pedir una pechuga asada y unas verduras asadas como guarnición. De postre puedes optar por una pieza de fruta de temporada y para beber, evidentemente agua.

Como seguir la dieta si NO te vas de viaje

Si lamentablemente no te puedes ir de vacaciones, es decir, si no puedes permitirte un viaje a algún sitio bonito alejado de las grandes ciudades (como la gran mayoría), tampoco pasa nada. Realmente, desde el punto de vista fitness es mejor porque así podrás seguir entrenando en tu gimnasio habitual y podrás seguir manteniendo tu alimentación como hasta ahora y seguramente mantendrás la forma física que tanto te ha costado conseguir.

Te podrás permitir pasar largos días de playa ganando un bonito bronceado natural, pero eso si, siempre llevando tus comidas previamente preparadas en casa en cómodas fiambreras para respetar todas y cada una de tus comidas del día. Si te ves con ganas, puedes realizar algunos ejercicios compuestos en la playa como flexiones, fondos, sentadillas, zancadas, etc. Aunque la verdad es que cada vez podemos encontrar lugares habilitados en las playas con estructuras metálicas simulando máquinas de gimnasio en las que se puede planificar una rutina perfectamente.

Otra opción para no saltarte tu entrenamiento diario es entrenar a primera hora de la mañana y después del entrenamiento puedes regalarte una sesión de playa o piscina y disfrutar de los rayos del sol.

Snacks saludables para no estar todo el día cocinando

Te vayas o no te vayas de vacaciones, seguramente estarás poco tiempo en casa durante el verano entre el gimnasio, la playa, la piscina, las quedadas con amigos, etc. Te proponemos algunos snacks saludables por los que puedes optar para seguir comiendo sano y no saltarte la dieta con el fin de mantener la definición.

  • Un batido de proteínas: Un batido de proteínas es bueno a cualquier hora del día y nos aporta la cantidad adecuada de proteínas para que nuestro cuerpo no entre en un estado catabólico. Durante el día puedes optar por las whey protein, y durante la noche puedes optar por la caseína, aunque puedes mezclar ambas para conseguir un mayor aporte biológico.
  • Fiambre de pavo o pollo: El fiambre de pavo es bajo en grasas y aporta una gran cantidad de proteínas de calidad a nuestro organismo, al igual que el fiambre de pollo. Lo puedes consumir a cualquier hora bien fresquito.
  • Tortitas de arroz: Estas deliciosas tortitas también son una buena opción para tomar como snack saludable a cualquier hora del día. Aunque nos aportan una pequeña cantidad de carbohidratos, las podemos utilizar como acompañantes del fiambre de pavo o pollo, lo que lo convierte en una comida mucho más completa.
  • Barritas de proteínas: Las barritas de proteínas también son otra muy buena alternativa a la hora de escoger un snack saludable para no estar cocinando todo el día. Según las barritas que escojamos, pueden contener unos macronutrientes diferentes, pero lo ideal es una cantidad bien repartida de proteínas, carbohidratos y grasas.
  • Frutos secos: Los frutos secos como las nueces, las avellanas o las almendras, son un alimento con un alto valor biológico que nos aporta nutrientes de muy buena calidad y naturales que además, ayuda a combatir las grasas malas debido a su alto contenido en grasas buenas. Puedes comer un puñado de frutos secos a cualquier hora del día para aprovechar todos sus beneficios.

Por lo tanto y como conclusión, Tanto si te vas de viaje en tus vacaciones como si te quedas en tu ciudad, no tienes ninguna escusa para seguir entrenando y comiendo como es debido para mantener la forma física y lucir el cuerpo que tanto te ha costado conseguir.

 

Escrito por: Rubén Del Toro by www.musculacionparaprincipiantes.com


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?