Cómo entrenar sin un gimnasio cerca?

Si no encuentras un gimnasio cerca de tu destino vacacional, puedes optar por salir a correr y entrenar al aire libre disfrutando de la naturaleza o hacerlo en tu habitación mediante ejercicios compuestos.

04.07.2016

Por fin ha llegado el verano y con el, las tan deseadas vacaciones de verano que llevamos esperando todo el año. Durante las vacaciones de verano mucha gente aprovecha el buen tiempo que nos ofrece esta maravillosa estación para hacer alguna "escapadita" y así poder descansar unos días, alejados del trabajo y de las tareas diarias en casa, en general escapando de la rutina diaria de todo el año.

Unos deciden viajar a la montaña buscando la tranquilidad y el silencio para relajarse y pasar unos días lo más tranquila y relajadamente posible para cargar las pilas y volver de las vacaciones totalmente renovados, otros optan por la costa, buscando las bonitas playas que nos ofrece el mar mediterráneo y sus pueblos costeros llenos de encanto y de fiesta, tanto diurna como nocturna.

Sea cual sea el destino que hayas elegido para tus vacaciones, es probable que no dispongas de un gimnasio cerca para poder seguir entrenando como hasta ahora y poder seguir con la planificación de tu rutina de ejercicios para el gimnasio. Quizá no lo habías pensado, pero es algo que puede pasar y de hecho le pasa a mucha gente.

¿Qué hacer cuando no tienes un gimnasio cerca?

Si al elegir tu destino vacacional no tuviste en cuenta el buscar un gimnasio cerca para poder seguir entrenando y te encuentras con que no vas a disponer de un gimnasio para entrenar durante tus vacaciones, no te preocupes, a continuación te damos algunos consejos que te ayudarán a seguir entrenando aunque no dispongas de un gimnasio y de todo el material que este nos ofrece.

 

Consejos para entrenar durante las vacaciones sin ir al gimnasio

Lo primero que tienes que hacer es no perder la motivación, ya que si te desmotivas seguramente dejarás de entrenar durante todas tus vacaciones y eso conllevará que pierdas gran parte de tus progresos, dependiendo de lo largas que sean tus vacaciones.

Para no perder la motivación debes fijar unos horarios para hacer ejercicio todos los días o los días que te lo permitan tus actividades vacacionales, pero debes priorizar el ejercicio.

Para que las actividades vacacionales no interfieran en tus entrenamientos, puedes entrenar a primera hora del día después de tu desayuno.

Puedes optar por salir a correr por la zona y así además te servirá para hacer un reconocimiento de la zona en la que te alojas y seguramente te ayudará a conocer gente nueva de la zona.

Mientras vas corriendo por la zona, puedes buscar un sitio adaptado para realizar ejercicios físicos que te ayudarán a mantenerte en forma y evitarán que pierdas tus progresos. Actualmente las ciudades cuentan con lugares como parques y zonas de paseo que cuentan con maquinara básica para que puedas realizar ejercicios de mantenimiento y estructuras para poder hacer todo tipo de ejercicios. En las playas también se pueden encontrar cada vez más zonas con estructuras y maquinaria para poder hacer ejercicio mientras disfrutas del aire libre y de la tranquilidad.

Si eres de los o las que prefieres hacer ejercicio en la habitación de tu hotel o apartamento, también puedes hacerlo perfectamente y sin ningún problema. Puedes ejercitar tu cuerpo en poco tiempo con algunos ejercicios básicos como flexiones, sentadillas, fondos, zancadas, etc. Estos son ejercicios compuestos con los que trabajarás todo tu cuerpo con tu propio peso corporal y te ayudarán a mantenerte en forma durante tus vacaciones.

Algo muy importante que debes tener en cuenta es el calentamiento y los estiramientos, por lo tanto es conveniente que si vas a entrenar en tu habitación, debes dedicar unos minutos a calentar o bien saliendo a trotar por la zona de cinco a diez minutos, o bien realizando un trote continuo parado en el sitio durante unos cinco minutos moviendo tanto brazos y piernas para calentar todo tu cuerpo y evitar posibles lesiones que te impidan seguir entrenando. Después del calentamiento debes dedicar unos minutos más a estirar de forma suave y controlada los músculos para evitar problemas musculares.

Conclusión

Si te vas de vacaciones y no encuentras un gimnasio cerca de tu destino, no te desmotives y busca alguna alternativa razonable. Si tienes ganas de entrenar seguro que encuentras el modo de hacerlo para mantener tu forma física y salir más guapo o guapa en las fotos.

 

Felices vacaciones!!

Escrito por: Rubén Del Toro by www.musculacionparaprincipiantes.com


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?