Mantener la resistencia durante un campeonato de fútbol

La resistencia en el fútbol es uno de los factores más importantes para despuntar como futbolista. Aprende qué es y cómo mejorarla.
17.06.2016

Sea cual sea el deporte que vayamos a practicar, el factor más importante a tener en cuenta es la condición física del individuo. Es imprescindible contar con una buena condición física para desempeñar cualquier deporte, y aún más en la actualidad donde cada vez se ve a deportistas más preparados tanto física como mentalmente debido a las exigencias mediáticas y al nivel que ofrecen los deportistas.

Corren tiempos en los que el deporte a pasado a un primer plano en España y hay mucha más afición que hace algunos años, pero sobre todo en el fútbol, y más desde que la selección española ganó el Mundial de fútbol en el año 2010 y la Eurocopa en el año 2012. Realmente eso marcó un antes y un después en el panorama futbolístico en España y desde entonces la gente tiene mucha más afición a este deporte, lo que conlleva un mayor nivel de calidad en el juego por parte de los jugadores, y eso se traduce en entrenamientos más exigentes y una mayor condición física en general.

Contar con una buena condición física en el fútbol contribuye a desempeñar bien tu trabajo además de a evitar posibles lesiones que puedan frenar tu carrera, pero otro de los factores más importantes en este deporte es la resistencia física. La resistencia de un jugador es lo que va a marcar la diferencia ante el resto de jugadores además de la calidad de juego, evidentemente.

Qué es la resistencia

Generalmente, la resistencia es la capacidad de un jugador de resistir el cansancio durante un esfuerzo físico y mantener el rendimiento de manera eficaz. Si traducimos esto al fútbol, se podría decir que la resistencia es la capacidad de un jugador tanto física como mental de aguantar y retrasar la fatiga durante esfuerzos físicos prolongados y mejorar la capacidad de recuperación tras el esfuerzo.

Además de soportar el cansancio físico durante un esfuerzo explosivo como puede ser un sprint de cara a puerta, un desmarque, etc, y su posterior recuperación, la resistencia también es soportar la carga que supone aguantar todo un partido de fútbol (90 minutos reglamentarios más lo añadido, prórrogas, etc) y la carga tanto física como psíquica que ello conlleva, ya que se deben tomar decisiones muy importantes que pueden hacer que el resultado final del partido sea favorecedor o no. El nivel de resistencia de un jugador también influye en la capacidad de recuperación de este, por lo tanto está claro que la resistencia es uno de los factores más importantes que debe tener en cuenta un futbolista.

Objetivos de la resistencia en el fútbol

A continuación vamos a ver algunos de los objetivos a tener en cuenta a la hora de entrenar la resistencia en el fútbol:

- Mejorar la capacidad física del jugador permitiendo una implicación más prolongada e intensa en el juego.

- Disminuir el riesgo de lesiones.

- Aumentar y acelerar la capacidad de recuperación entre las distintas intensidades del juego, entre las pausas cortas y largas, y entre los entrenamientos y partidos.

- Aguantar la fatiga tanto física como psíquica durante un partido y durante una competición entera, ya sea una temporada o un campeonato.

- Mantener un nivel óptimo sobre el rendimiento del jugador, tanto en la técnica como a la hora de tomar decisiones.

- Aumentar la capacidad de resistencia mental, ya que esto ayuda a soportar mejor el cansancio.

- Minimizar la probabilidad de errores debidos al cansancio.

- Reducir la cantidad de errores tanto técnicos como tácticos debido a un mayor nivel de concentración durante más tiempo.

- Mejorar la salud del jugador.

Como mantener la resistencia durante una competición de Fútbol

Aquí es donde el entrenador tiene que esforzarse al máximo para preparar a sus jugadores de la mejor forma posible y conseguir los mejores resultados. Debe confeccionar lo que se conoce como "entrenamiento estructurado" en el que se integran un conjunto de tensiones físicas, psicológicas y tácticas con el fin de plasmar de la forma más exacta posible las condiciones y características de juego a las que el jugador se expone en una competición.

Es importante que esas situaciones recreadas durante el entrenamiento sean lo más parecidas posible a las situaciones que realmente viven los jugadores en el terreno de juego durante una competición. La intensidad debe sea parecida, de ese modo el futbolista podrá trabajar ejecución, la rapidez de percepción y la decisión durante situaciones extremas, todas estas cualidades indispensables para un rendimiento óptimo de juego.

Hace años la resistencia se trabajaba simplemente con carrera continua, largas carreras durante horas con el fin de mejorar la capacidad de resistencia al cansancio físico prolongado del futbolista. Pero como he dicho más arriba, los tiempos han cambiado y con el las exigencias. Ahora se busca más trabajar la velocidad/resistencia, la potencia explosiva y la capacidad de recuperación tras el esfuerzo. Para ello se realizan entrenamientos en circuito de intervalos cortos e intensos para mejorar la resistencia aeróbica del futbolista y poder soportar los esfuerzos intensos.

El entrenador plantea un circuito en el campo en el que marca puntos estratégicos mediante conos, banderines, etc, a distintas distancias para que el futbolista lo realice tanto con balón como sin balón. De ese modo trabaja la resistencia y la técnica con el balón y sin el. Con este tipo de circuitos se demuestra que la resistencia no sólo se trabaja con largas carreras durante mucho tiempo, si no que hay métodos igual de efectivos y mucho más entretenidos para los futbolistas.

----------

Escrito por: Rubén Del Toro by www.musculacionparaprincipiantes.com


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?