Entrenamiento con pulsómetro

El uso del pulsometro te facilitará muchísimo el trabajo en el entrenamiento
08.06.2016

Dentro del mundo del entrenamiento sabemos que existen muchísimos métodos para mejorar nuestra condición física.

Según cuál sea nuestro objetivo, cuando queremos mejorar nuestra resistencia cardiovascular, nos suelen aconsejar ejercicio aeróbico, y cuando queremos mejorar nuestra velocidad en distancias concretas, nos suelen aconsejar trabajos anaeróbicos (series de intervalos), ¿correcto?

Solemos relacionar casi siempre el “hacer series de trabajo” con el entrenamiento de correr.  Correr no requiere ningún material adicional necesario. Pero hay que saber que estos tipos de entrenamiento pueden hacerse también con bicicletas, remos, assault bikes, elipicas, skyergs, e incluso con elementos como burpees, wallballs, escaleras, saltos, etc... Ya que son trabajos que están guiados por unos rangos de pulsaciones.

¿Cómo sabemos cuando nuestra parte del entreno es aeróbica o anaeróbica?

Este tipo de trabajo se mide por las pulsaciones por minuto durante el ejercicio físico.

Un trabajo aeróbico oscila entre el 60 y el 80% de nuestra frecuencia cardiaca máxima (FCM), y el trabajo anaeróbico oscila entre el 80 y el 90% de la FCM.

Existen diferentes formulas para poder saber estos porcentajes, y así poder trabajar fácilmente con estos. La formula estándar:

1) Restamos a 220-edad= FCM

De ese resultado calculamos los porcentajes de trabajo.

Otra fórmula más precisa:

2) Restamos la frecuencia cardiaca de reposo (FCR) menos la frecuencia cardiaca máxima (FCM), en el total (frecuencia cardiaca  de trabajo FCT) le sumamos de nuevo la FCR.

Pongamos un ejemplo:

La FCM de un deportista es 180 PPM y la FCR 60 PPM, para calcular el 70% haríamos:

FCM-FCR=180-60=120

70% DE 120=84 + 60=144 PPM

3) Existen test que también te ayudan a saber exactamente los porcentajes.

4) Otra opción actualmente mucho más sencilla y práctica es el uso de un buen pulsómetro. No todos los pulsómetros te calculan la tabla de porcentajes, pero si lo hacen la mayoría de los modelos nuevos del mercado. Aun así, con los modelos más sencillos nos calculamos nosotros mismos los porcentajes y podemos trabajar perfectamente.

El uso del pulsómetro te facilitará muchísimo el trabajo en el entrenamiento, ya que si por ejemplo nuestra intención es hacer un trabajo de baja intensidad, de larga duración dentro de la zona aeróbica, podemos programar el pulsómetro dentro de esta franja, de tal modo que si nos pasamos tanto como por exceso como por defecto, el reloj te avisa con un pitido. De igual modo seria si tuviéramos que trabajar en las franjas anaeróbicas para buscar un trabajo de alta intensidad. También nos será mucho más fácil poder trabajar con números visibles que no por sensaciones.

Actualmente está demostrado que el trabajo con pulsómetro, es un trabajo totalmente eficaz, tanto para mejorar la forma física, como para la pérdida de peso.

Con el tiempo y el uso continuado también te ayudará a conocer tus sensaciones de trabajo cuando hagas tus entrenamientos. Hasta que llegará un día que podrás trabajar sin él.

Suerte ! Te animo a probarlo!

----------

Escrito por: Eva Cortiella // Cofounder Crossfit La Nau // Competidora internacional de Crossfit.


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?