Nuevas metas, Nuevo Año.

Ya entramos en un nuevo año y se nos hace irremediable el pensar en cambiar ciertos hábitos que nos lleven a ser mejor persona o encontrarnos mejor con nosotros mismos.

11.01.2016

Ya está aquí el 2016 y al parecer seguimos siendo los mismos que hace días atrás cuando estábamos en el año 2015, por esto mismo es por lo que nos planteamos realizar cambios en nuestras vidas en pro de ser una “mejor versión” de nosotros mismos. Y siempre que sea así seguramente optaremos por el camino del éxito.

1. Si queremos tener  éxito en nuestros cambios lo más importante será centrarnos en las aptitudes o actitudes que nosotros mismos podemos cambiar, no pienses en lo que otra persona deba cambiar pues no depende de ti. Muchas veces nos frustran ciertos comportamientos de terceros, pero lo único que puede cambiar es nuestra manera de afrontar cualquier situación incómoda.

Ejemplo: Si lo llevamos al campo del entrenamiento, a veces tenemos compañeros que suelen faltar o no se toman el entrenamiento en serio. Si personalmente queremos mejorar nuestra forma física es obvio que debemos ser constantes y esforzarnos. No te dejes llevar por tu compañero, ten una actitud positiva ve a entrenar aunque él no lo haga, pon intensidad al entreno, con el tiempo tu compañero se lo acabará tomando más enserio y se contagiará de tu actitud positiva.

2. ¿Has decidido que quieres cambiar? Te propongo comenzar por el FINAL, es decir que resultado quieres obtener. A partir de ahí piensa en que tienes que fomentar para llegar a ese punto, el hecho de tener un fin, una motivación, nos ayudará a lograrlo.

3. Al igual que antes mencionamos no podemos cambiar a los demás pero si a nosotros mismos, de igual manera la persona a batir siempre debemos ser nosotros mismos.

Si solo piensas que quieres: tener el cuerpo de otra persona, seguir la dieta de otr@, batir el record de otr@,etc. Todo esto puede llevarnos a frustrarnos, además de que no nos centramos en que todos somos diferentes, cada uno tenemos que plantearnos cuales son nuestras fortalezas y debilidades y en base a ellas aplicar cambios.

Ejemplo: No puedo pretender ser más rápido que Bolt. Primeramente debo de superar mis marcas y después si llego al nivel de él, intentar batirlo. Pero siempre buscando el superarnos, “sube un escalón más de tu escalera al éxito”.

En el Fitness muchas veces vemos a personas que comen más y presentan un aspecto más delgado o definido, en lugar de quejarnos de lo difícil que lo tenemos nosotros, debemos de afrontar nuestras debilidades planteándonos los cambios que nos harán mejorar nuestro físico.

“Actúa en lugar de buscar escusas por las que no consigues tu objetivo”, intenta que tu motivación al éxito sea más fuerte que tus limitaciones. Si quieres algo ve a por ello, cada día suma y hoy es buen día para comenzar tu camino…

Miguel Ángel Angulo
Bicampeón de España - Men's Physique


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?