15 Comidas Bajas en Grasa en la Mesa de Navidad

Es típico, al final del año, que en la temporada de vacaciones, seamos más propensos a subir de peso. De todas formas, no estamos muy activos en los días fríos de invierno; además, las reuniones familiares durante las vacaciones incluyen, normalmente, grandes comilonas en las que fácilmente puedes doblar tu ingesta calórica.  Esto lleva directamente al exceso de peso. Sin embargo, también puedes preparar tus comidas de vacaciones prestando algo más de atención a los ingredientes y reduciendo el contenido de tus comidas. Te damos 15 ejemplos.
20.12.2018

low fat

Deliciosos primeros platos bajos en calorías

Existen diversos primeros platos simples y bajos en calorías, que puedes ofrecer a tus invitados por Navidad. Pueden ser salados o dulces; todos te encantarán mientras charláis sentados alrededor de la mesa.

1.  Dippers vegetales (~100 calorías / servicio)

Si te apetece algo salado, unos simples dippers, hechos de vegetales crudos son una gran idea. Corta algunas zanahorias, palitos de apio, diferentes tipos de pimiento, y en un bol pequeño, mezcla yogurt natural con hierbas aromáticas al gusto. Puedes colocar el dip en el centro de la mesa para que todo el mundo coma, pero los palitos vegetales es mejor ofrecerlos individualmente. Todo esto solo contiene unas 100 calorías y tardarás unos 10 minutos en prepararlo.

2.  Chips de calabacín con harina de avena (~100 calorías/ servicio)

Si quieres algún aperitivo salado asado, pero en versión sana, los chips de calabacín con harina de avena son tu mejor opción. Necesitarás harina fina de avena, calabacín a rodajas, parmesano, condimentos y clara de huevo. Sumerge las rodajas de calabacín en la clara de huevo y después en los otros ingredientes, colócalo sobre papel de hornear en el horno precalentado. Después de 15 minutos de preparación, el calabacín se cocina en 10 minutos; cada servicio (50 g de calabacín crudo) contiene menos 100 calorías.

3.  Picada de tomate

Complace a tus invitados con una deliciosa picada de tomate, que puedes preparar en menos de una hora y contiene solo 50 calorías.  Todo lo que necesitas son 2 o 3 tomates medianos, 1 cebolla, el zumo de 1 lima, sal, pimienta, pimiento chili, orégano. Picar muy finos los tomates, cebolla y pimiento; también puedes usar una picadora de verduras. Sazónalo al gusto y sírvelo, por ejemplo, con tortilla.

4.  Albóndigas de carne con salsa para mojar (~100 calorías / servicio)

Si no tienes mucho tiempo, ¡cocina unas jugosas albóndigas! No son muy complicadas de cocinar y no requieren mucho trabajo, pero son deliciosas. Necesitas algo de la carne picada que elijas, unos 500 g; unos 150 g de avena fina, 2 huevos y condimentos. Mezcla los ingredientes y dale a la mezcla la forma de pequeñas bolas. Sobre papel de hornear, en el horno precalentado, cocínalas durante unos 30 minutos. Puedes hacer la salsa para mojarlas con puré de tomate o yogurt natural con algo de condimentos.

5.  Pastel de coliflor (~50 calorías / servicio)

También puedes servir en la mesa pastel de coliflor con especias. Limpia y corta una coliflor de tamaño medio en una picadora de verduras. Añade dos huevos, 150 g de harina integral, especias al gusto, sal y pimienta, y forma con la masa pequeñas bolas. Aplana la parte superior, coloca una pequeña loncha de mozzarella sobre ellas y mételas en el horno precalentado durante unos 20-30 minutos. Un servicio solo contiene unas 50 calorías, así que también puedes comerlo durante tu dieta.

Disfruta de los sabores tradicionales en versión baja en calorías también para tu almuerzo

¿Qué cocinar para tu almuerzo que no sea demasiado pesado en tu estómago, que no añada kilos extra a tu peso y que siga siendo delicioso? ¡Vamos a darte algunas ideas geniales!

1.  Sopa de manzana y canela (~70 calorías/ servicio)

La sopa de manzana y canela no es difícil de preparar y apenas contiene unas pocas calorías. Solo necesitarás unas cuantas manzanas, 300 ml de leche desnatada, una bolsita de pudding en polvo dietético, limón, canela, clavos y algo de edulcorante al gusto. Pon la canela, clavo, zumo de limón y edulcorante en un litro de agua fría. Añade las manzanas peladas y cortadas y pon a hervir el agua. Cuando empiece a hervir, baja el fuego un poco, prepara el pudding y añádelo a la sopa para espesarla.

2.  Sopa “Korhely” (~90 calorías / servicio)

Para una tradicional sopa navideña "korhely", necesitarás 300 g de chucrut, 1 litro de zumo de col, cebolla, crema agria baja en grasa, condimentos. Cocina el chucrut en el zumo de col. Pica la cebolla y añádela. Continúa cocinándola unos 30 minutos desde que empieza a hervir. Espésala con la harina integral o harina de avena. La puedes hacer incluso más sabrosa con algo de carne ahumada.

3.  Salmón a la parrilla (~300 calorías / servicio)

El pescado a la parrilla es una gran adición a tu menú de Navidad. Durante las vacaciones, quizás puedas permitirte satisfacer a tu familia con algo de salmón, que es una gran fuente de ácidos grasos, es delicioso y fácil de preparar. Cocina las rodajas sazonadas en algo de aceite de coco, hasta que estén listas, durante unos 15 minutos. Como guarnición, sirve algunas rebanadas de pan integral y un gran bol de ensalada verde. Para la ensalada, corta algunos tomates, pimientos y cebollas blancas.

4.  Ensalada de pollo con frutas (~300 calorías / servicio)

La ensalada de pollo con frutas combina sabores dulces y salados, y es una comida baja en calorías y alta en proteínas. Necesitarás dos pechugas de pollo, 1 naranja, 2 manzanas, hojas de apio, lechuga iceberg, y para el aliño, 1 yogurt natural, 1 cebolla, mayonesa y condimento. Primero, cocina las pechugas de pollo hasta que estén tiernas; mientras tanto, corta las frutas en dados, limpia y añade las hojas de apio. Preparar el aliño, mezclar el yogurt con dos cucharadas de mayonesa, añade la cebolla salteada, y sazona al gusto. Mezclar las frutas y añade las pechugas de pollo, córtalo en tiras. Deja enfriar la mezcla durante una hora, apila la lechuga iceberg y sírvelo.

5.  Carpa con crosta de nuez (~300-400 calorías / servicio)

Este ya es un plato más sustancial. Tiene más calorías, pero también muchos ingredientes saludables. Contiene unas 300-400 calorías por servicio. Necesitarás algunas rodajas de carpa, huevos, harina integral, nuez molida, aceite de coco y condimentos. Pasa las rodajas de pescado por harina, huevos y las nueces, después cocínalas en aceite de coco a temperatura baja para que no se queme la nuez. Mientras se cocina, dales la vuelta a las rodajas varias veces; lo podrás servir en unos 15-20 minutos. Como guarnición, vegetales salteados tales como espárragos o brócoli, aunque una ensalada ligera también es una muy buena opción.

low fat

Postres bajos en carbohidratos y azúcar

1.  Pastel gerbaud bajo en calorías (~200 calorías / servicio)

El pastel bajo en calorías gerbeaud es un gran favorito en Navidad. Para preparar el pastel, mezclar 350 g de harina integral con levadura y 200 g de grasa de coco. Disuelve la levadura en 10 ml de leche desnatada, añade harina, 1 huevo, edulcorante y una cucharada sopera de aceite de coco. Corta la masa en tres; aplana una porción hasta la medida de la bandeja de hornear, extiende mermelada de albaricoque baja en calorías encima y espolvorea la nuez molida mezclada con edulcorante. Añade la segunda y tercera capa de la misma manera, entonces colócalo en la nevera durante una hora. Después de dejarlo reposar, cocínalo en el horno precalentado durante unos 30 minutos. Mientras tanto, derrite chocolate con alto porcentaje de cacao y cuando el pastel esté listo, cubre la parte superior con el chocolate. Déjalo enfriar y sírvelo.

2.  Crema de requesón con frutas (~200 calorías/ servicio)

Lo que hace de la crema de requesón con frutas un postre navideño es que puedes oler la naranja que contiene. Corta en rodajas naranja, kiwi, plátano, nectarina y manzana en un bol y rocíalo con zumo de limón. Espolvorea algo de edulcorante en polvo por encima, mézclalo y mételo en la nevera. En un bol, mezcla algo de requesón bajo en grasa, yogurt natural, edulcorante, añade algo de ralladura de limón y rodajas de almendra. Déjalo enfriar y sírvelo en pequeños cuencos en capas de crema de requesón, frutas y crema de requesón otra vez. Decora la parte superior con una rodaja de nectarina en cada uno.

3.  Pastelito bajo en carbohidratos (~100 calorías / servicio)

Ni siquiera tienes que renunciar a tu pastelito de Navidad: si está deseando algunos, ¡ahora también hay excelentes opciones bajas en calorías! Dispensar un poco de levadura y luego forma un poco de masa mezclando 500 g de harina para pastel baja en calorías (baja en carbohidratos), 250 g de margarina ligera, 1 huevo, un poco de sal y un poco de edulcorante. Deja que la masa suba durante 20 minutos. Cortar la masa en cuatro porciones para hacer cuatro pastelitos. Para el relleno, puede usar nueces o semillas de amapola, y agregar un poco de edulcorante al gusto; también puedes agregar un poco de ralladura de limón o pasas. Puedes hacer que el relleno sea cremoso con un poco de leche caliente, pero ten cuidado para que no quede demasiado líquido. Presiona la masa, esparce aceite sobre ella, coloca el relleno encima y enróllala. Pinta los pastelitos con la yema de huevo sobre la bandeja para hornear y déjalos reposar en un lugar fresco. Luego pincela con clara de huevo y déjalos reposar nuevamente. Pinchar la parte superior con un tenedor y hornear a 200° C hasta que esté listo.

4.  Pan de jengibre bajo en carbohidratos (~80 calorías / pan de jengibre)

¿Estás deseando comer pan de jengibre? No hay problema, si es bajo en carbohidratos! Mezclar harina baja en carbohidratos con un poco de harina fina (en total 500 g), añadir un poco de edulcorante, 1 cucharada sopera de bicarbonato, mezcla de especias de pan de jengibre, 2 huevos y 250 g de miel mezclada con sirope de agave y 70 g de margarina. Deja reposar la mezcla. Si la mezcla no resulta homogénea, añade algo de margarina. Estira la masa hasta que tenga unos pocos mm de grosor y córtala en las formas que te gusten. En el horno precalentado, hornear durante unos 5-10 minutos, dependiendo del grosor.

5.  Galletas de avena con chocolate (~50 calorías / galleta)

Chocolate con avena son un tipo muy simple de galletas; necesitarás 100 g de harina de avena, 100 g salvado de trigo, 1 cucharada sopera de bicarbonato, un poco de cacao en polvo, 100 g de mantequilla, 1 huevo y algo de edulcorante. Batir el huevo con la mantequilla y el edulcorante hasta que esté espumoso, entonces añade los otros ingredientes. Darle forma de discos a la masa y hornear en una bandeja cubierta con papel de hornear a 180°C.

low fat

¿Cómo elegir las mejores recetas?

Incluye muchas verduras en tus primeros y plato principal, y elige carnes bajas en grasas y pescados. Es importante que las galletas tengan la menor cantidad de azúcar posible, y deberías elegir carbohidratos de absorción lenta que te hagan sentir lleno durante más tiempo. Evita las comidas tradicionales llenas de grasa y azúcar, y cuando haya más de un plato, toma solo pequeñas porciones de cada uno. Adelante, prueba cada plato, pero no en tanta cantidad que te hagan sentir lleno. ¡Piensa en todo el esfuerzo que vas a tener que hacer para recuperar la forma que tenias antes de Navidad! En su lugar, ¡empieza a trabajar en tu forma para el año que viene justo después de las vacaciones!


Cómo mejorarías este artículo?




El contenido podría ser:





Cancelar

Te ha gustado este artículo?